El silencio era parte de la vida cotidiana del pequeño Brayan Antonio Gálvez Santos, de tres años de edad, quien luego de sólo emitir pequeños sonidos guturales por una sordera congénita, tras varios exámenes médicos y una larga jornada de viaje descubrió que de la boca de su madre salían sonidos y que podría repetir ese ruido extraño que se conoce como música.

Bryan Antonio fue uno de los niños beneficiados en la séptima jornada de la Campaña Nacional de Implantes Cocleares que organiza el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, en coordinación con los DIF estatales, así lo dieron a conocer Yolanda Ramírez de Orozco, presidenta del DIF Estatal, y Teresa Medina Macías, directora de Servicios Médicos del Voluntariado.

Esta última informó que el implante coclear del pequeño se realizó en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, con un costo superior a los 500 mil pesos, y posteriormente personal de la dirección de Servicios Médicos del DIF Estatal acompañó al menor y su familia al Hospital Regional de Alta Especialidad del Bajío, ubicado en la ciudad de León, Guanajuato, con el fin de que se realizara el encendido del implante coclear.

Medina Macías detalló que personal médico confirmó que el implante fue favorable y el menor ha respondido a los primeros estímulos. En el transcurso de 6 a 12 meses, Bryan deberá asistir a dicho nosocomio, toda vez que el incremento de la frecuencia del aparato será paulatino, es decir, que poco a poco se ampliará el rango de audición, y en breve comenzará con las terapias de audición y lenguaje.

Para finalizar, Medina Macías señaló que el diagnóstico y exámenes médicos preliminares, así como el seguimiento posterior a la cirugía se realizan con el apoyo del Sistema DIF Aguascalientes; agregó que los implantes cocleares se realizan únicamente a pacientes con sordera en ambos oídos y que sean menores a los cinco años de edad.