Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero.- Cientos de personas con discapacidad esperaron más de tres horas y media a la presidenta del DIF-Guerrero, Mercedes Calvo de Astudillo, para recibir despensas y sillas de ruedas.
Los beneficiarios, la mayoría procedentes de municipios alejados de la capital, llegaron a las 8:00 horas a la plaza central, mientras la esposa del Gobernador Héctor Astudillo arribó a las 11:30 horas.
“Siempre nos hacen esto y tenemos que venir porque de lo contrario nos dan largas para que nos entreguen los apoyos”, declaró una mujer que llegó con su hijo.
Indígenas de Xochistlahuaca dijeron que tuvieron que salir de su pueblo a las 3:00 de la madrugada para llegar a Chilpancingo justo a las 8:00 horas.
Muchos de los beneficiarios no alcanzaron lugar en las carpas que se instalaron y permanecieron más de tres horas bajo el rayo del sol.
“Aquí estamos desde la mañana sin probar algo de comer”, se quejó otra de las asistentes.
Tras acompañar a su esposo el Gobernador en eventos en Palacio de Gobierno y Casa Guerrero, Mercedes Calvo llegó a la plaza y comenzó la entrega de apoyos por el Día Internacional de Personas con Discapacidad.

¡Participa con tu opinión!