Un joven decidió conocer en persona, a una mujer que había conocido a través de las redes sociales y a la que había hecho su novia.
Su primera cita sería el miércoles a las 11:00 de la noche, en la “romántica” colonia Macías Arellano.
Pero en lugar de la novia, los que llegaron a la cita fueron cuatro cholos, quienes tras propinarle una golpiza al joven enamorado, lo despojaron de sus pertenencias.
Fue aproximadamente a las 23:30 horas del miércoles pasado, cuando se reportó al Servicio de Emergencias 911 que en la avenida Camino al Cóbano y esquina con la calle “C”, en la colonia Macías Arellano, se encontraba una persona lesionada a consecuencia de haber sufrido un robo con violencia tipo “tumbador”.
Hasta el lugar de los hechos llegaron policías preventivos y policías estatales, además de una ambulancia de Bomberos Municipales.
En la calle “C” y esquina con avenida Camino al Cóbano, fue localizado un joven identificado como José, de 20 años, con domicilio en el fraccionamiento Ojocaliente III el cual presentaba golpes en diferentes partes del cuerpo, aunque no ameritó ser trasladado a algún nosocomio.
Al ser cuestionado sobre lo ocurrido, José comentó que en días pasados conoció a través de Facebook a una mujer, con la que comenzó conversar diariamente.
Tras iniciar una amistad, ambos decidieron hacerse novios y finalmente acordaron conocerse en persona.
La mujer lo citó para el miércoles a las 11:00 de la noche en la colonia Macías Arellano, ya que por ese lugar aparentemente vivía.
El joven José acudió a la cita en una motocicleta tipo cross, modelo 2017, y llegó a la calle “C” y esquina con avenida Camino al Cóbano poco después de las 22:00 horas.
Sin embargo, mientras esperaba que llegara su “enamorada”, los que llegaron fueron cuatro sujetos de aspecto “cholo”, quienes le propinaron una brutal golpiza y lo despojaron de sus pertenencias, entre las que se encontraban su cartera con dinero en efectivo; unos tenis, un teléfono celular y hasta la motocicleta tipo cross.
Aunque policías preventivos implementaron un operativo por el territorio de la banda de pandilleros “Los Monkikis”, no se logró dar con el paradero de los peligrosos “tumbadores”.
Por cierto, la famosa novia cibernética jamás llegó a su cita romántica.