GUADALAJARA, Jalisco.- En el cierre de temporada se la pasó de podio en podio.
Salvador de Alba Jr. finalizó el campeonato 2018 con un segundo lugar en el Autódromo Hermanos Rodríguez y con esto bajar la cortina de la Nascar Peak México con un tercer podio de forma consecutiva.
“Fue el mejor cierre que hemos tenido durante toda mi carrera, las últimas cuatro carreras siempre estuvimos ahí, cerramos con broche de oro la temporada 2018”, comentó el piloto tapatío.
“Cerramos con un segundo lugar en el Autódromo Hermanos Rodríguez que nos da para terminar muy bien la temporada, apretamos mucho al final del año con una victoria (en Guadalajara), dos podios y tres poles, fue un muy buen año”.
Luego de su victoria en el Trióvalo Internacional de Cajititlán, De Alba llegó al Hermanos Rodríguez con 377 puntos y ubicado en el séptimo peldaño.
Con el segundo puesto de la última carrera, cree que le alcanzará para cuando menos subir al sexto puesto. Los resultados oficiales (tabla con unidades) se darán a conocer mañana.
“A mitad de temporada perdimos un poco el balance por algunos desarrollos que intentamos hacer y que no funcionaron, después intentamos regresar a lo que sabíamos que era competitivo y regresamos a los primeros puestos”, señaló el piloto del auto 48 del equipo Sidral AGA Racing Team.
El jalisciense tuvo éxito en el mítico circuito, pese a las dificultades que presenta el trazado.
“Es muy diferente para nosotros que corremos ocho óvalos y cuatro circuitos (Aguascalientes, Monterrey, CDMX y Puebla) dentro del campeonato Nascar, en los óvalos son curvas a la izquierda y en el Autódromo Hermanos Rodríguez es totalmente diferente, tenemos una curva casi de óvalo, pero para el otro lado, la derecha, y después todo el Foro Sol, en donde son curvas muy lentas para los coches tan pesados que corremos”. (Marco Arellano/Agencia Reforma)