El martes próximo, la Cámara de Senadores será sede de una mesa de diálogo, análisis y debate sobre Federalismo, tema que inevitablemente despierta pasiones por las posiciones encontradas que hay en materia fiscal y política, además de los puntos de vista que tienen estados y municipios sobre autonomía y estatismo.

En la inauguración de los trabajos tendrán participación directa el presidente Enrique Peña Nieto; el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Juan Silva Meza; el presidente de la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago), José Carlos Lozano de la Torre, y el presidente de la mesa directiva del Senado, Luis Miguel G. Barbosa Huerta.

De acuerdo con el orden del día, cada uno de los oradores dará lectura a una ponencia sobre federalismo y luego se abrirá un seminario con ponentes de los 31 estados de la República y del Distrito Federal, además de los distintos partidos representados ante el Congreso de la Unión.

La cita está fijada al mediodía y será la primera vez que un presidente de la República sostenga un diálogo con senadores, diputados federales, ministros de la Suprema Corte, gobernadores y otros miembros de la política, reunión que de acuerdo a lo expresado por el senador Barbosa, no será un acto de “relumbrón”, sino un debate pleno, que sirva para enriquecer la perspectiva que tiene cada quien sobre federalismo. El mismo legislador consideró que “son muchas las cosas que van a encontrarse ahí”, al constituir “un conjunto de cosas que se van a reflexionar”.

Peña Nieto es también el presidente que más veces ha visitado el Senado. El 15 de enero de 2013, a 45 días de haber rendido protesta, sostuvo una reunión con los coordinadores parlamentarios, a los que les expuso su interés de impulsar una serie de reformas. Luego estuvo en el homenaje que le rindió el Senado al Ejército por el centenario de su creación, y ahora, en el segundo año de gobierno lo hará para hablar de Federalismo y escuchar a quienes están a favor y en contra de las políticas que hay sobre el particular.

Quien desaprovechó la oportunidad de hablar a nombre de la bancada del PAN fue el senador Martín Orozco Sandoval, que cedió el espacio a su compañero Javier Corral, no obstante que es presidente de la Comisión de Federalismo del Senado.

Tal vez lo anterior no tiene mayor relevancia a nivel nacional, pero desde el enfoque de Aguascalientes sí la tiene, ya que sería la primera vez que hablarían en un mismo foro dos personajes locales. Las carreras políticas de Lozano de la Torre y Orozco Sandoval avanzan de manera paralela, enfrentándose dos ocasiones en las urnas. En 2004 Orozco ganó la presidencia municipal de la capital y en 2010 Lozano lo venció en la gubernatura, cargo al que nuevamente aspira el jalisciense avecindado aquí desde los 12 años de edad.

Seguramente que por estrategia de su grupo senatorial, MOS deja que el norteño Corral atraiga los reflectores, lo que no obsta para que sostenga que el Federalismo debe ser fortalecido, principalmente los municipios, que es el gobierno más cercano a la sociedad y por lo mismo debe recibir mayor atención de los otros niveles de la administración pública.

El gran reto es romper esquemas e inercias, que son lastres muy arraigados en la vida nacional, por lo que no se puede pensar en un México próspero si no tiene municipios que cumplan con esa condición, ni en un país seguro, si no tiene municipios seguros, sostiene Martín Orozco.

PAPA CALIENTE

Siempre que hay un relevo inesperado en el Comité Directivo Estatal del PRI se habla de que se hace en el “momento justo”, como una manera de justificar los cambios, cuando lo cierto es que sobran las explicaciones, puesto que es una decisión interna que puede tener motivaciones “personales” de los que se fueron y de alegría de quienes llegan.

La única verdad es que al nuevo presidente, Francisco Guel Saldívar, le dieron una auténtica papa caliente, que lo obligará a trabajar a marchas forzadas para enderezar el barco y entregar cuentas diferentes a las que se registraron en los pasados procesos electivos.

Por principio de cuentas tiene que darle la importancia que le corresponde al CDE, para ello debe acabar con los “encargados del despacho” que hay en casi todas las secretarías y organismos y entregar nombramientos definitivos. En segundo lugar, que quienes formen parte de su equipo de trabajo sea al 100%, como única vía de alcanzar los objetivos que se proponga, de otra manera seguirá la costumbre de dedicarle horas sobrantes a una función que requiere de toda la atención.

Junto con Guel Saldívar llegó Juan Manuel Gómez en calidad de secretario general, que por estatutos debió haber presentado previamente su renuncia como parte del cuerpo de asesores del gobernador del estado. Entre las obligaciones que asumió está la de suplir las ausencias temporales del presidente del Comité, coadyuvar con él en la coordinación, programación y evaluación de las actividades de las dependencias del Comité Estatal y dar seguimiento y evaluar periódicamente los avances de los programas de los comités municipales, además, diseñar estrategias que fortalezcan la vinculación del trabajo de los sectores y organizaciones, entre otros.

Tanto Guel como Gómez tienen el nombramiento de interinos, ya que llegan por orden de prelación tras la renuncia de J. Guadalupe Ortega y Elsa Lucía Armendáriz, respectivamente. Aunque el reglamento interno dispone que debieran convocar a elecciones para los nombramientos definitivos, a estas alturas ya no es posible, porque el próximo 7 de octubre se inicia el año electoral en que no puede haber movimientos en la dirección.

De los asuntos que tienen por resolver es darle cauce a las inquietudes de los interesados en una candidatura, que, como siempre, son demasiados los que creen escuchar el llamado y sólo unos cuantos cumplen con los requisitos. Es muy poco tiempo con el que cuentan para hacer los ajustes, que quiérase o no los resultados del 7 de junio serán parte de su expediente. Como es sabido, en las elecciones federales el PRI rema contracorriente, toda vez que en la de diputados (que son las próximas) sólo ha ganado uno de los tres distritos y en la actual Legislatura dejó ir las “plurinominales” a otros estados.

Un fardo que pocos envidian, aunque si tienen un buen resultado puede ser una catapulta en su carrera política. Es el reto que se han echado sobre sus espaldas, que si trabajan a marchas forzadas, con interés de unir, de evitar el grupismo y la exclusión, pueden vencerlo. Sin duda que es difícil, pero no imposible.

En lo que se refiere a Ortega Valdivia, es factible que pronto se una al pelotón de los “apresurados”, o que se integre al gobierno del estado, puesto que es de sobra conocido su cercanía con el Ejecutivo.

LOS INDIGESTA

Por alguna razón, Lorena Martínez Rodríguez se ha convertido en el blanco favorito del dirigente panista Paulo Martínez, al grado que le dedica la mayor parte de las conferencias de prensa que ofrece, no obstante que hay otros actores políticos que en los últimos meses aumentaron su presencia.

Es comprensible que cada partido cuide su tiendita, pero que en Acción Nacional tengan ojos y oídos sólo para una persona raya en una actitud enfermiza, o en un temor exacerbado.

Por enésima ocasión el panista la acusó de proselitismo, luego de que en su calidad de Procuradora Federal del Consumidor firmó con el gobernador José Carlos Lozano un convenio de colaboración (similar al que ha tenido con otros gobernadores) y más tarde asistió a la inauguración del IX Congreso Nacional Extraordinario del Sindicato de Trabajadores de la Profeco, que se efectuó en esta ciudad.

Sostuvo un diálogo con representantes de cámaras empresariales e instaló básculas en los mercados Jesús Terán y Bonanza, lugares en que los comerciantes y compradores la saludaron. Posteriormente se reunió con mujeres empresarias y participó en un paseo en bicicleta con motivo del Día Mundial sin Auto.

Para Paulo Martínez la ex presidenta municipal aprovecha cada acto para atraer la atención de los ciudadanos, lo que hace, apuntó, “desde que asumió el encargo en el gabinete federal” y aprovecha “cualquier inspección oficial o actividades de la dependencia para promocionar su imagen”.

Algo que también hacen el ex presidente del comité estatal, Jorge López y los senadores Fernando Herrera y Martín Orozco, sólo que en ellos es una virtud, no así con Lorena, que debería enclaustrarse en sus oficinas de Profeco para no lastimar a sus opositores.

Lo que debería hacer la ex alcaldesa es dedicarle unas palabras de agradecimiento a Paulo Martínez, al haberse convertido en mejor propagandista que sus allegados. Gracias a él, semana a semana los electores se dan cuenta de lo que hace y sin que le cueste un solo peso, por lo que bien merece un reconocimiento público y por escrito.

NUEVOS DERROTEROS

La participación de México en misiones de paz de la ONU, la solicitud para que no se criminalice a los niños migrantes que llegan a EUA a través de la frontera mexicana, y que se cree un panel sobre el agua, además del apoyo sin reserva de todos los países en las estrategias contra el calentamiento global fueron los puntos que abordó el presidente Enrique Peña Nieto en su visita a Nueva York.

Productiva fue la gira que hizo el mandatario con motivo de su participación en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, al aprovechar los distintos foros y reuniones para expresar los propósitos que tiene el país y señalar hacia dónde se dirige y qué espera de los demás.

Por razones históricas, México ha sido renuente a enviar tropas al extranjero, por lo que esta vez Peña Nieto fue muy claro al anunciar que se hará sólo a misiones humanitarias mediante los llamados cascos azules.

“México ha tomado la decisión de participar en las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas realizando labores de índole humanitaria en beneficio de la población civil”, precisó en su primera intervención en la Asamblea de la ONU.

Agregó que “México apoya y valora las operaciones para el mantenimiento de la paz, instrumento de la ONU que ayuda a los países a superar conflictos y crear condiciones para una paz duradera mediante acciones de reconstrucción, asistencia y seguridad. Nuestra participación será atendiendo a un mandato claro del Consejo de Seguridad y estará apegada a los principios normativos de política exterior establecidos en nuestra Constitución”.

La participación en operaciones de paz será gradual y comprenderá personal militar o civil en tareas que involucren ingenieros, médicos y observadores electores, informó en un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Durante la Sesión Plenaria de Jefes de Estado de la Cumbre sobre Cambio Climático 2014, el gobernante mexicano convocó a crear un panel intergubernamental del agua como un espacio para desarrollar nuevos trabajos de adaptación que permitan estar mejor preparados ante el impacto de fenómenos climáticos cada vez más intensos.

Sugirió también llegar a un acuerdo global que incluya mecanismos financieros robustos que respalden las estrategias de los países en desarrollo, “es importante que todas las naciones del mundo alcancemos juntos, en 2015, un acuerdo efectivo y eficaz. Todas las naciones debemos acelerar el paso para avanzar en el cuidado y protección de nuestra casa común, de nuestro único lugar, que es el planeta Tierra”, apuntó.

En el caso de México, dijo que el compromiso es reducir 30 % las emisiones de gases que fomentan el efecto invernadero para 2020, y de bajar a 50 % en 2050; para ello se busca que la generación de electricidad sea a partir de energías renovables y tecnologías limpias en 2018.

Por otra parte, en la sede de la delegación mexicana, el Hotel St. Regis, tuvo lugar un almuerzo que organizó el Club Económico de Nueva York, y ahí el presidente pidió que no se criminalice a los niños migrantes que llegan a Estados Unidos a través de la frontera con México: “Me parece que la actitud del gobierno (estadounidense) debe ser de responsabilidad frente a este fenómeno, de atención y no de criminalización, y menos para quienes son menores. Hay que darles todo el apoyo, toda la atención, la ayuda legal que merecen, que necesitan, porque al final de cuentas son niños y niñas que se encuentran frente a la orfandad”.

Consideró que se debe “tener un mínimo de empatía” para entender este problema, no sólo desde la visión de un gobierno, sino de lo que puede tener una niña o un niño que está en busca de un mejor escenario donde crecer y desarrollarse.

Sobre este particular, el gobierno mexicano no se distingue por la “empatía” que menciona Peña Nieto, porque a los menores que van en tránsito a EUA se les aprehende (“protege”, es el término que utilizan) y los llevan a albergues (centros de detención), donde reciben ayuda alimenticia y médica y luego los regresan a su lugar de origen, que puede ser Guatemala, Honduras o El Salvador; por consiguiente, aquí se trunca el anhelo de un cambio en sus vidas, y en caso de que logren llegar a la frontera y pasen al vecino país, los apresan y repatrían.

REBELDÍA O ASESINATO

El caso Tlatlaya, Estado de México, donde 22 personas perdieron la vida, se consideró como uno más de los enfrentamientos que sostiene el Ejército contra presuntas bandas de delincuentes; sin embargo, una testigo acusa que fueron fusilados por la tropa, lo que en un principio se negó y ahora toma un cariz distinto, al ser detenidos un oficial y ocho soldados que participaron en el incidente.

En la administración de Felipe Calderón se involucró a las Fuerzas Armadas en el combate al crimen organizado, lo cual para los analistas era un riesgo muy grande, ya que podía haber hechos que empañaran su imagen. Hubo acusaciones que llevaron a la captura de varios militares, pero la mayoría de las denuncias no procedieron por “falta de elementos”.

Este asunto es distinto, pues hay una persona que presenció cómo sucedió todo y asegura que fue un asesinato a sangre fría de cada uno de los 22 jóvenes que, ciertamente, se enfrentaron a los soldados, y cuando se vieron superados optaron por rendirse, lo que según la testigo, aprovecharon para acabar con sus vidas.

De acuerdo a la investigación que llevó a cabo la revista Esquire México, en los hechos que tuvieron lugar el pasado 30 de junio, en Tlatlaya, un grupo presumiblemente tenía secuestradas a tres personas, por lo tanto, la tropa llegó para liberarlas, lo cual desató la balacera.

En la información entregada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se aseguró que las acciones iniciaron alrededor de las 5:30 horas y en la trifulca fallecieron 22 presuntos facinerosos (21 hombres y una mujer) y un militar quedó herido.

Esquire sostiene que en el enfrentamiento murió uno de los jóvenes y los otros 21 salieron de la bodega para rendirse; no obstante, una de las retenidas señaló que luego de que los soldados los conminaron a entregarse, “los muchachos decían que les perdonaran la vida, entonces (los soldados) dijeron: ‘¿No que muy machitos, hijos de su puta madre? ¿No que muy machitos?’ […], entonces les preguntaban cómo se llamaban y si lo hacían, no los mataban. Yo les decía que no lo hicieran, que no lo hicieran y ellos decían que ‘esos perros no merecen vivir’. Luego los paraban en hilera y los mataban”. Entre ellos estaba una menor de edad, que fue herida en una pierna durante el enfrentamiento y luego “rematada” por los militares mientras estaba en el piso, reiteró la testigo.

Ante la denuncia pública, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia, aseveró que desde julio investigan los hechos y tienen un expediente de 700 páginas (de lo cual no había informado sino hasta ahora). Para el funcionario no hubo tal ejecución, sino un enfrentamiento que duró dos horas de disparos entre unos y otros, por tal motivo, las muertes se dieron en el curso de la sarracina y no por una ejecución.

Mientras que el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dijo que la investigación llegará hasta sus últimas consecuencias y “no hay ninguna idea de tapar lo que salga de esta investigación hacia el lado que se mueva”; la Defensa Nacional, en un comunicado que entregó el jueves, indicó que ocho militares fueron puestos a disposición del Juzgado Sexto Militar y quedaron internados en la prisión del Campo Militar 1-A, en el Distrito Federal.

El proceso militar es independiente a las investigaciones que efectúan las autoridades civiles, y en la acusación que se hizo al oficial es en contra de la disciplina militar, desobediencia e infracción de deberes; en tanto al resto, sólo de infracción a deberes.

El titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos, al clausurar el seminario: La Defensa Nacional del Estado Mexicano, declaró que “cualquier conducta que se aleje de este precepto habremos de llevarla a las instancias jurídicas correspondientes para que sean ellas las que determinen lo conducente”.

Un caso de tales características es el primero que se presenta en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, en que están dadas las condiciones para conocer el rumbo que tomará el gobierno cuando hay civiles muertos en enfrentamientos con la tropa, que por regla general no se investigan, ya que se toma el parte militar como algo definitivo.