Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Al menos ocho entidades están padeciendo la escasez de gasolina en las estaciones de servicio.
En la Zona Metropolitana de Guadalajara, al menos 37 gasolineras reportaron desabasto.
La escasez no tan solo provocó largas filas en los establecimientos, también mermó la vigilancia en Zapopan.
La Policía local vio reducido ayer su patrullaje en un 50 por ciento por el desabasto que afectó principalmente a este Municipio, desde el miércoles pasado.
En Guanajuato, nueve municipios del corredor industrial reportan el mismo problema, generando compras de pánico en algunas localidades donde gasolineras venden sus reservas.
El Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo dijo que el desabasto está focalizado principalmente en Apaseo El Grande, Apaseo El Alto, Celaya, Comonfort, Salamanca, Irapuato, Silao, León y Guanajuato.
En Querétaro se reportó el cierre de al menos 65 estaciones.
El Secretario de Gobierno, Juan Martín Granados, se comprometió con representantes gasolineros a realizar las gestiones necesarias ante Pemex para que la logística interna no afecte por un mayor tiempo a los queretanos.
Además, usuarios de redes sociales reportaron el desabasto de Magna en Pachuca, así como el cierre de estaciones en Tizayuca y Actopan.
Gasolineras en el Valle de Toluca reportaron desabasto desde el inicio del año. Encargados de estaciones del Grupo G500 en Ocoyoacac y San Mateo Atenco tuvieron complicaciones para obtener combustible.
La zona sur del Estado de México también presenta problemas de desabasto, pues el servicio es interrumpido sin previo aviso en Valle de Bravo, Temascaltepec y Tejupilco.
La escasez de gasolina afectó asimismo a Tepeaca, Acatzingo y Tecamachalco, en Puebla.
Mientras que en Monterrey, varias estaciones reportaron un desabasto de combustible premium.
En Morelia, unas 85 gasolineras cerraron desde la última semana de diciembre, lo que representa un 90 por ciento de las estaciones ubicadas en la capital, reportó Quadratín.
Consultada sobre el desabasto, Pemex no respondió cuándo se regularizará la comercialización del combustible en esas regiones.

El Presidente pide apoyo y comprensión

Érika Hernández
Agencia Reforma
Ante el desabasto de combustible en diversos estados, el Presidente Andrés Manuel López Obrador pidió ayer la comprensión y el apoyo de los ciudadanos.
Aseguró que no tiene que ver con el robo de combustible, sino con la complicación que se dio para el traslado del mismo, pues fue por pipas y no por ductos.
«Como se están dando estos cambios puede ser que haya en algunos puntos desabasto, pero se está atendiendo y pido a los ciudadanos la comprensión y el apoyo. Estamos procurando que se resuelva pronto», dijo en su conferencia matutina.
Confió en que en las próximas horas esté resuelto el problema.