Un ex marino, que ahora es un artista plástico de ultra derecha conocido como Sabo, dijo a The Guardian ser el responsable de una campaña contra Meryl Streep y hacerlo por venganza a la crítica que ella hizo al Presidente Donald Trump.
“Si ella lo golpea, nosotros la golpeamos de regreso”, señaló el artista, de 49 años.
Sabo considera que el más reciente filme de Streep, The Post, es una crítica directa a Trump, y por ello decidió diseñar los carteles en los que acusa a la actriz de encubrir los abusos de Harvey Weinstein.
Sin embargo, el creador de los letreros, en los que aparece la estrella de cine con los ojos tapados con la leyenda “ella sabía” y junto a Weinstein, admite que no le consta que ella era consciente de lo que pasaba con el productor. (Staff/Agencia Reforma)