Es una linda quinceañera

Maricela Pérez Padilla abandonó la etapa de la niñez, al festejar su arribo a la edad de las ilusiones.
Para manifestar su gratitud a Dios por los favores recibidos, la joven acudió a la capilla del Sagrado Corazón de Jesús (Los Fresnos) donde se ofreció emotiva misa de acción de gracias en su honor.
Martín Pérez Gutiérrez y Josefina Padilla Alderete, papás de Maricela, también elevaron sus oraciones para agradecer a Dios por la bendición de ver crecer a su hija y compartir con ella, tan especial momento.
Entre los invitados, destacó la presencia de Javier Pérez Gutiérrez y Rocío Padilla Alderete, quienes fungieron como padrinos de la quinceañera.