El sueño juvenil de Dana Citlally Díaz Cornejo, se hizo una hermosa realidad, luego de arribar a la edad de quince años.
La ceremonia de agradecimiento por tan importante ocasión, se llevó a cabo en la Capilla de Santa Elena de la Cruz, para lo cual contó con el acompañamiento de su mamá Paulina Cornejo, y sus padrinos Eduardo Trujillo González y María del Socorro Gallegos de Trujillo.
Posteriormente, la quinceañera participó de una agradable convivencia que tuvo lugar en el salón Serranis, al lado de sus seres queridos.

¡Participa con tu opinión!