El sueño juvenil de Dana Citlally Díaz Cornejo, se hizo una hermosa realidad, luego de arribar a la edad de quince años.
La ceremonia de agradecimiento por tan importante ocasión, se llevó a cabo en la Capilla de Santa Elena de la Cruz, para lo cual contó con el acompañamiento de su mamá Paulina Cornejo, y sus padrinos Eduardo Trujillo González y María del Socorro Gallegos de Trujillo.
Posteriormente, la quinceañera participó de una agradable convivencia que tuvo lugar en el salón Serranis, al lado de sus seres queridos.