Es una bella quinceañera

En una hermosa quinceañera se convirtió América Anaís Cerda González, quien en su arribo a la edad de las ilusiones, primeramente dio gracias al creador por los dones recibidos con una misa celebrada en el templo del Señor del Encino.
Con la presencia de sus papás: César Cerda Cruz y Érika del Carmen González Benito, así como de su madrina, Lourdes Ramírez Rangel, la joven debutó en sociedad, para lo cual en su honor se llevó a cabo también un agradable brindis.

¡Participa con tu opinión!