Fidel Orantes
Agencia Reforma

CDMX.- Omar Chaparro cierra esta década y recibirá la nueva siendo un éxito total para el cine nacional. El chihuahuense es el actor más taquillero de México, pues las cintas que ha protagonizado, sin contar animaciones a las que ha prestado su voz o su participación en filmes estadounidenses, como Pókemon: Detective Pikachu, han recaudado más de mil millones de pesos.
«Estoy cerrando un ciclo bonito, brincando al 2020. Desde hace 10 años que decidí realmente poner toda mi energía en el cine. Es muy satisfactorio ver toda esta aventura donde ya son más de 19 películas.
«Y bendito Dios que conseguí lo más difícil, que es el cariño del público que nos ha honrado con comprar un boleto», compartió Chaparro en entrevista.
Su debut en la pantalla grande llegó en 2004 con el estreno de Puños Rosas. De ahí pasó a filmar en 2010 Suave Patria, que finalmente llegaría a las salas en 2012, y desde entonces no ha parado. Esta última película, con casi 44.5 millones de pesos en taquilla, fue la cuarta producción con mayor recaudación del año. Muy distante de los 329.3 millones que obtuvo No Manches Frida 2 este 2019.
Pero su éxito fílmico no ha sido fácil, pues el comediante ha tenido que luchar por las oportunidades. «No ha sido fácil, obviamente, cualquier persona que haya tenido éxito en cualquier rubro tiene que pasar muchas horas de sacrificio, de sudor y a veces de lágrimas. Es parte de todo», reflexionó.

ASÍ LO DIJO
«Cuando decidí involucrar mi energía en el cine, y que me tomaran en serio en un proyecto que yo quería, tuve también que involucrarme como productor».
Omar Chaparro, actor.