Es un reto trabajar con Scorsese

GUADALAJARA.- Dar características visuales a lo que sea, como a un personaje o a un momento emocional, son el tipo de cosas que le gustan hacer al cinefotógrafo mexicano Rodrigo Prieto, un placer que se vio extendido con su participación en “The Irishman”, de Martin Scorsese.
Para su tercera película con el ganador del Oscar, Prieto se enfrentó al reto de diferenciar fotográficamente distintas épocas retratadas en la historia biográfica de gángsters, desde los años 40 hasta principios del nuevo milenio.
“En la primera plática que tuve con Scorsese, me dijo que tenía ganas de que hubiera la sensación de homefilm, algo casero, que finalmente no es lo que hicimos, pero tomando eso en cuenta, busqué e hice una investigación sobre emulsiones fotográficas, de fotos fijas, de esas décadas”.
Entre las peticiones para esta película estaba seguir el ritmo metódico del personaje principal, Frank Sheeran, interpretado por Robert De Niro.
“Ambas películas en las que habíamos trabajado juntos (‘El Lobo de Wall Street’ y ‘Silencio’) eran radicalmente distintas entre sí y ahora esta también es muy diferente. A pesar de que somos las mismas personas realizándola, buscamos una forma distinta de contarla”.
La cinta, filmada en los alrededores de Nueva York, se encuentra en proceso de edición y efectos visuales que tomará alrededor de un año en finalizar. (Abril Valadez/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!