Trabajadores administrativos, personal médico y familiares de niños oncológicos del Hospital Miguel Hidalgo, participaron en la campaña interna de donación altruista de sangre.

La jefa del Servicio de Transfusión, Mariela Cardiel Silva, explicó que el objetivo de esta campaña interna, es contar con la suficiente sangre para la atención de los 160 menores con cáncer, que están en calidad de pacientes.

Informó que en esta primera etapa se recolectaron 45 unidades, de 70 personas que participaron, sin embargo, con una unidad se pueden salvar hasta cuatro vidas.

En ese sentido, hizo una invitación a la población a donar sangre de manera altruista; los interesados deben acudir al Centro Estatal de Transfusión Sanguínea o a cualquier hospital del estado para ser valorados y conocer si son candidatos a la donación.

Lamentó que todavía existan muchos mitos al respecto, por ello, insistió en la necesidad de realizar campañas continuas, con la finalidad de destacar la importancia de la donación altruista.

Cada unidad de sangre donada es sometida a pruebas de evaluación para constatar que estén libres de agentes infecciosos. Una vez que se estudian las muestras, las unidades de sangre se fraccionan y se adquieren componentes sanguíneos, es decir, se procura un concentrado de glóbulos rojos, uno de plaquetas y otro de plasma, proceso con el que se optimiza el recurso.