Durante la temporada de frío las infecciones respiratorias se pueden presentar en el 50 % de la población adulta mayor, que de no ser tratadas de manera adecuada son motivo de hospitalización y en casos extremos hasta de muerte, estableció la presidenta de la Asociación de Geriatría y Gerontología de Aguascalientes, Carolina Bernal López.

Comentó que con la temporada de frío hay cambios propios en el aparato respiratorio que ocurren en el envejecimiento y hace que los adultos mayores estén más propensos a contraer enfermedades, toda vez que disminuye la fuerza para expectorar o expulsar flemas y menor capacidad para toser, lo cual puede ocasionar que se acumulen las secreciones, favoreciendo la presencia de infecciones. Además, su sistema inmunológico sufre una serie de cambios, disminuyendo la capacidad de defensa contra las infecciones tanto virales como bacterianas, lo cual favorece que una infección leve le pueda ocasionar una enfermedad muy severa.

Bernal López estableció que otro de los cambios es en los pulmones, en cuanto a la disminución de la capacidad de difusión del oxígeno y del bióxido de carbono. Por lo anterior, comentó que las medidas de prevención deben enfocarse en evitar cambios bruscos de temperaturas, protegerse de frío intenso, cubrirse bien boca y nariz al salir, abrigarse de manera adecuada, consumir líquidos tibios para conservar el calor en el cuerpo, sobre todo aquellos con vitamina C, tales como los cítricos que son naranja, guayaba y mandarina.

Bernal López recomendó la aplicación de la vacuna contra la influenza y el neumococo para prevenir este tipo de infecciones y evitar automedicarse, ya que eso retrasa el tratamiento adecuado y puede favorecer una complicación o una infección más severa. “Hay que hacer mucho énfasis en la vacunación, la cual previene muchos casos graves de neumonía por influenza y por neumococo en los adultos mayores”, finalizó.