El sector salud presentó una nueva estrategia para la prevención del suicidio. Dado que se trata de una muerte evitable es necesario actuar oportunamente. Para ello, se irá directamente a las comunidades y colonias a ofrecer apoyo profesional para que las familias sepan identificar los signos de riesgos a tiempo y reciban la atención que requieren. También se desplegará una campaña con información específica de a dónde acudir y los teléfonos de emergencia, para que de esta manera se pueda recibir atención inmediata en aras de disminuir este grave problema de salud.

El titular del ISSEA, Sergio Velázquez García, destacó que el reto es atender la salud mental comunitaria.

“Las zonas de mayor incidencia son Ciudad Morelos, Villas de Nuestra Señora de la Asunción, Insurgentes y López Portillo; la tasa más alta se da en el grupo de los 15 a 29 años de edad. Las llamadas de auxilio pueden hacerse al 911 y 449-977-7205, donde pueden reportar casos presuicidas y preguntar qué hacer”.

Comentó que cada muerte por suicidio impacta a 20 personas. De acuerdo a cifras oficiales, por cada suicidio se previenen cuatro, lo que indica que en lo que va del año se han evitado cenca de 500 suicidios.

“Una de cada tres personas tiene problemas mentales, reflejados en depresión, ansiedad, violencia, conductas atípicas, pero no se atienden, no acuden con el psicólogo o psiquiatra, para que no los etiqueten como locos. La mayoría piensa que solos van a salir de su problema y cuando se ven rebasados, hay los que llegan a los extremos”.

Comentó que además de salir a las comunidades, se fortalecerá la atención en el primer nivel, con psicólogos capacitados, para detectar factores de riesgos, y según el caso canalizarlos para que reciban atención de segundo o tercer nivel.

“No hay que ver los problemas de salud mental como algo normal. El Comité Interinstitucional para la Prevención del Suicidio fortalecerá acciones para que los casos disminuyan drásticamente y Aguascalientes no sea uno de los estados con mayor incidencia”.

También estuvieron presentes el director de Salud Mental del ISSEA, Francisco Javier Pedroza Cabrera, y por parte de la UAA, Edith Hermosillo, entre otros.