El Hospital de la Mujer es el único en el estado que cuenta con terapia obstétrica para mujeres en etapa de gestación; se atienden casos de alto riesgo, tomando como referencia la patología que complica el embarazo; cada año se atienden alrededor de 10 mil partos.

El director del nosocomio, Leopoldo Serrano Díaz, informó que las principales complicaciones que se atienden son mujeres con Diabetes, Hipertensión Arterial, Trombocitopenia, problemas renales, entre otras, otorgándoles un seguimiento estrecho desde el primer trimestre del embarazo.

La misión es disminuir el riesgo de muerte materna y fetal en las mujeres referidas en los centros de salud del estado, y que desde temprana etapa acuden a su revisión y se detectan con alteraciones de salud que pueden causar problemas en la gestación.

El grupo de mujeres que son tratadas en la clínica de alto riesgo se encuentran controladas desde su ingreso, monitoreadas a través de estudios de seguimiento bioquímico, así como monitorización Doppler (monitoreo fetal), análisis que de manera particular resultan incosteables para la población del seguro popular.

Del promedio de partos que se atienden diariamente en el hospital, entre 35 y 40 nacimientos, el 15% son de embarazos de alto riesgo, por lo que la mayoría termina en una cesárea, ya que de no realizarse la operación a tiempo, puede presentarse prematurez del producto o ruptura en etapa inmadura.