La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) propone una modificación legal para inhibir la comercialización de comprobantes fiscales o venta de facturas que amparan operaciones inexistentes y abre una consulta pública a los sectores especializados de Aguascalientes y de todo el país para que emitan sus opiniones y recomendaciones para coartar esa evasión fiscal.
José Antonio Guerra Caparrós, delegado de la Prodecon, aseveró que hoy en día se tienen identificadas a cuando menos seis mil empresas que venden facturas ilegales, conocidas como EFOS, que no pagan el Impuesto Sobre la Renta ni el Impuesto al Valor Agregado.
Por otra parte, las empresas que compran esas facturas, comúnmente conocidas como EDOS, deducen y acreditan su monto para efecto de los mismos impuestos, respectivamente, con lo que reducen su base gravable y por ende su carga impositiva.
Aseveró que el Artículo 69B del Código Fiscal de la Federación es insuficiente para inhibir esta práctica ilegal, ya que el efecto fiscal de la operación simulada lo traslada exclusivamente al comprador de la factura, mientras que al vendedor sólo se le publica en las llamadas listas negras, esperando que esta exhibición pública desaliente el trafico de comprobantes, lo que no ha sucedido.
“Por ello se genera esta propuesta de la Prodecon, que consiste en obligar tanto a las personas morales como a la Federación, los estados, la Ciudad de México, los municipios y sus respectivos organismos descentralizados a retener y enterar las dos terceras partes del IVA que se cause cuando reciban servicios prestados por otras personas morales”, detalló el delegado Guerra Caparrós.
Lo anterior significa que las personas físicas que contraten servicios quedarían relevadas de efectuar la retención.
Destacó que actualmente las personas morales ya tienen la obligación de retener y enterar las dos terceras partes del IVA cuando reciben servicios prestados por personas físicas. No se plantea un escenario desconocido, lo que se propone es extender la obligación de retener y enterar.
El delegado de la Prodecon precisó que esta propuesta se abre a consulta pública para transparentar su contenido y democratizar su discusión. “Están convocados a participar cualquier ramo o sector de la industria o comercio, así como universidades, academias, cámaras o colegios, cualquier persona sin excepción puede ser parte de este ejercicio de apertura institucional que mantendrá abierta la convocatoria hasta el viernes 28 de septiembre”, concluyó.