Por enésima vez, Gerardo, de 48 años de edad, fue detenido por elementos de Seguridad Pública acusado de cometer un par de robos en diferentes establecimientos ubicados en el municipio de Rincón de Romos.
El detenido cuenta con todo un negro historial delictivo por su participación en al menos 10 robos, por lo cual ha sido recluido hasta en el Cereso. A pesar de ello, no escarmienta y volvió a las andadas.
Los hechos se suscitaron cuando el número de emergencia 911, recibió una llamada informando que en la calle Guel Jiménez, de la Zona Centro del citado municipio, se efectuaba un robo en proceso.
Lo anterior ocasionó un rápido despliegue de parte de elementos de la Policía Estatal, quienes en minutos acudieron al lugar del reporte.
Al llegar, los uniformados detectaron a un sujeto que coincidía con las características previamente descritas, saliendo de un autolavado, al cual ingresó presuntamente a través de un boquete realizado por el ahora detenido.
Gerardo, al ver la presencia de los oficiales intentó huir, sin embargo, fue detenido de inmediato.
Los policías, al realizar la inspección ocular, pudieron comprobar que se encontraban varios artículos en total desorden, siendo en ese momento cuando comprobaron además que un segundo negocio contiguo también presentaba daños en la chapa de la puerta principal.
Posteriormente, hasta el lugar de los hechos acudieron los dueños de ambos establecimientos, quienes reconocieron los artículos asegurados que consisten en 10 cestos, una vaporera, un rollo de cable, una televisión, una aspiradora y una caja de herramienta diversa.
Luego de que los afectados manifestaron su intención de interponer su denuncia, el detenido fue trasladado ante el agente del Ministerio Público del fuero común, a fin de determinar su situación legal.