Es tiempo de vaciar cajones o alacenas, los medicamentos son para consumirse cuando la persona está enferma, no para guardarlos y acumularlos, hasta que caducan; incluso cuando ello suceda, no hay que tirarlos a la basura, pues en las farmacias hay depósitos especiales para ello.
El coordinador de Atención Médica de segundo nivel en la delegación estatal del IMSS, Dr. Juan Mosqueda Hernández, advirtió que los medicamentos caducos son considerados peligrosos por tener características de toxicidad que deben manejarse de manera segura y controlada, para así reducir el riesgo a la salud y al medio ambiente.
“Siempre ubique la fecha de caducidad en la caja, la cual debe estar impresa con tinta indeleble y se expresa de las siguientes maneras:
Caducidad o Cad.; Expiración o Exp.; Vencimiento o Venc.
Una vez que estén identificados, el consumo debe suspenderse y deben ser separados de los no caducos, además de no dejarlos al alcance de los niños”.
Añadió que los medicamentos no deben arrojarse a la basura ni al drenaje, sino que debe dárseles el tratamiento adecuado y la inactivación de acuerdo a las indicaciones que vienen en el empaque.
“Si el medicamento no viene con indicaciones sobre cómo desecharse de él, puede retirarlos de su envase original y mezclarlos con otras sustancias (restos de café o arena para gato) para que no puedan ser ingeridos por otras personas ni mascotas”.
También pueden llevarse a las farmacias que cuenten con depósitos para medicamentos caducos, medicamentos sobrantes, cajas de medicamentos y envases de medicamentos vacíos y/o con restos.
“Si aún no caducan los medicamentos y desea deshacerse de ellos, puede donarlos a un dispensario médico”, recomendó Mosqueda Hernández.

¡Participa con tu opinión!