Luis Alberto Aguirre
Agencia Reforma

SHANGAI, China.- El australiano Daniel Ricciardo y una magistral estrategia de Red Bull, le dieron su primera victoria del año al ganar el GP de China en Shanghai.
El tapatío Sergio Pérez tuvo una muy mala tarde desde la arrancada y se quedó sin puntos por tercera ocasión en la campaña.
La carrera fue dominada por el Ferrari de Sebastian Vettel durante la primera parte, después el alemán perdió la posición con Valtteri Bottas, debido a un gran trabajo en su detención en pits, que le permitió hacer el “undercut” al Ferrari.
Kimi Raikkonen, con llantas muy desgastadas, se quedó en pista como líder a tratar de estorbar a Bottas, para permitir que Vettel se acercara y pasara al piloto de Mercedes.
En esto estaban cuando se presentó un Safety Car en la vuelta 31 debido a un contacto entre los Toro Rosso de Brendon Hartley y Pierre Gasly.
Los punteros decidieron no entrar a pits, mientras los Red Bull ingresaron prácticamente al mismo tiempo para colocar gomas frescas.
La jugada le pagó a Red Bull, que fue mucho más rápido y fueron remontando hasta colocarse en el top 3. Todo apuntaba a un doblete del equipo austriaco, pero Max Verstappen pecó de enjundioso y en una frenada se fue a pegar con Vettel, lo que provocó un trompo de ambos.
Vettel se fue hasta el séptimo sitio, mientras que Verstappen fue penalizado con 10 segundos.
El castigo le permitió a Lewis Hamilton, quien batalló todo el fin de semana, terminar en el quinto sitio.
Raikkonen, quien debido a la estrategia de Ferrari prácticamente se había perdido el podio, se vio beneficiado con su tardío ingreso a pits así como con el safety car y alcanzó a remontar para subir al podio en el tercer sitio.
Para Ricciardo fue su sexta victoria en Fórmula Uno.
Checo, quien se fue al 14 en la segunda vuelta y cayó al penúltimo puesto tras su primera parada en pits, remontó hasta el puesto 12, luego de dar cuenta de Esteban Ocon luego de un largo duelo con su coequipero, sin embargo le faltó tiempo al tapatío para meterse a los puntos.
Force India se quedó con sólo un punto en el Campeonato, el logrado por Ocon en Bahrein.