Jorge Armando Díaz y Wendy Tivo acudieron a la Casa de Dios, solicitando el sacramento del bautismo para su hijo Rodrigo.
El ministro de la Iglesia los recibió con agrado, motivo por el cual los felicitó por cumplir con su responsabilidad de padres, al acercar a su pequeño hijo al Creador.
Asimismo, se dirigió a los padrinos: Horacio Velásquez y Darlín Chávez, para invitarlos a ser buen ejemplo para su nuevo ahijado, correspondiendo a ellos la responsabilidad de velar para que sea buen cristiano y dirija su vida por el sendero de la fe, el amor y la esperanza en Cristo.