El primero de los sacramentos fue recibido durante una emotiva ceremonia por la niña Miranda Ortiz Garnica, la cual tuvo lugar en el templo de Nuestra Señora de los Bosques.
Alan Enrique Ortiz González y María Fernanda Garnica Villegas acudieron junto con su hija al recinto para participar del ritual en donde fue desprendida del pecado original, acompañada también por sus padrinos, Armando Jiménez Alvizo y Sofía Castro Gregoire.
Luego del emotivo mensaje de bienvenida por parte del ministro de la Iglesia, la pequeñita fue llevada a la pila bautismal para ser vertidas sobre ella las aguas del Río Jordán.