Llama la Asociación Amigos Pro Animal a los dueños de gatos a no dejarlos salir de casa para evitar que contraigan alguna enfermedad derivado de la cacería de aves, lo que podría provocarles problemas principalmente en las vías respiratorias o intestinales y que pudieran ser transmitidas al humano.
Según el médico de la Asociación Amigos Pro Animal, Kevin Báez Morales, es muy común que los dueños de los gatos los dejen salir de casa y tras la cacería de pájaros, palomas o bien ciertos mamíferos como pequeñas ardillas, esto puede convertirse en un serio problema para la mascota y por ende para la familia, debido a los parásitos que pueden afectar al felino.
“Tras dicha cacería, los gatos pueden pescar una enfermedad que en ciertos casos pueden generarles problemas respiratorios y digestivos por la ingesta de las palomas. Muchas enfermedades parasitarias pueden transmitirse de las palomas a los animales que las cazan y de éstos a la familia o a los humanos que conviven con ellos”.
Kevin Báez Morales estableció que la cacería de palomas por parte de los gatos puede generarles enfermedades que les afecta en los pulmones, así como diarreas.
“Puede ser raro pero sí se puede dar la transmisión de esta enfermedad a los humanos. Al hombre le puede afectar si hay una gran cantidad de palomas. Pero el gato puede presentar bloqueos que a la larga incluso lo pueden matar porque la enfermedad se aloja en el pulmón. La parasitosis sí es muy común, hay gatos con diarrea, que no comen y con dolor abdominal”.
El médico de la Asociación Amigos Pro Animal señaló que en caso de detectar síntomas de problemas respiratorios o digestivos en los gatos, lo recomendable es acudir de inmediato al médico veterinario, quien realizará un examen coproparasitoscópico para analizar las heces del felino y determinar vía microscópica la detección de parásitos y establecer un tratamiento.
Kevin Báez Morales puntualizó que para evitar este tipo de situaciones que pudieran poner en riesgo a los gatos, lo mejor es no dejarlos salir de casa y por el contrario, lo recomendable es adaptarles en el hogar una especie de jaula externa en patios o jardines para que los felinos se encuentren bajo un ambiente controlado.
“De confirmarse la enfermedad, se hace el tratamiento. Hay varios medicamentos como el albendazol o metronidazol. La recomendación es que los dueños de los gatos no los dejen salir de casa porque se arriesgan a que el felino se exponga a muchas enfermedades parasitarias y hasta virales que pueden costarle la vida al gatito”.