Para prevenir accidentes durante la celebración de las fiestas patrias, este fin de semana la Policía Federal recordó a la población que los juegos pirotécnicos son un riesgo y es mejor no utilizarlos o, en su caso, manipularlos con precaución. La corporación recordó que si bien, se trata de artículos que llaman mucho la atención, especialmente entre niños y jóvenes, éstos pueden provocar quemaduras, contusiones, incendios, mutilaciones e incluso envenenamiento. Para dimensionar el peligro, la PF explicó que al arder, las luces de bengala pueden alcanzar hasta 2 mil grados centígrados, temperatura que indudablemente es factor causante de un grave daño en la piel de las personas.