Los municipios de Tepezalá, Calvillo, San José de Gracia, Pabellón de Arteaga y San Francisco de los Romo, tienen los índices más altos de suicidios en todo el estado, informó la jefa del Departamento de Psicología de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, Edith Hermosillo de la Torre.
Expuso que esta situación obliga a las autoridades municipales a permanecer involucrados y coordinados en la dinámica que se desarrolle a partir de la conformación del próximo Plan Estatal de Prevención al Suicidio, que será liderado por la UAA.
Asimismo, explicó que se trata de un esfuerzo de colaboración con el Gobierno del Estado y el Instituto de Servicios de Salud, a fin de hacer frente a la realidad que mantiene a Aguascalientes encabezando las estadísticas de este fenómeno social.
“La entidad sigue siendo segundo lugar nacional en suicidios desde hace tres años, y ocupa además el primer lugar en la auto inmolación en el sector poblacional de los adolescentes”, lamentó la académica.
En reunión con alcaldes y autoridades del ISSEA y de Desarrollo Social estatal, dijo que el objetivo es lograr la comprensión profunda e integral sobre las formas en las que se están desarrollando las acciones y los programas públicos de atención a la conducta y riesgo suicida en cada demarcación municipal.
“El reto es definir con mayor precisión las causas asociadas a los intentos o consumaciones del suicidio en la población y establecer las líneas de acción en ese plan preventivo, que tiendan las diversas problemáticas que rodean este fenómeno social”.
En el marco de la junta de trabajo denominada “Grupo Focal”, los alcaldes de los municipios de Aguascalientes dieron a conocer las principales características relacionadas a las víctimas del suicidio en sus respectivas localidades.
En ese sentido, el titular del ISSEA, Sergio Velásquez García, dijo que se ha podido constatar que si bien el uso de bebidas alcohólicas o sustancias psicotrópicas ha disminuido en los casos de suicidios con 2 de cada 10, actualmente las estadísticas reflejan que todas las víctimas presentan algún tipo de violencia, ya sea intrafamiliar, de género o estructural.