Gerardo Campoy Guerrero y Lorena Villarreal de Campoy pidieron a la Iglesia Católica, el bautismo para su hija Luciana.
La ceremonia sacramental se ofreció en la capilla del Sagrado Corazón de Jesús (Los Fresnos), donde el ministro de la Iglesia invitó a los fieles a reflexionar en el significado de los sacramentos, especialmente en el bautismo, asegurando que es el primero de los sacramentos que se otorga a temprana edad con la finalidad de que Dios sea el que cuide y guíe por el buen camino a los pequeñitos.
Entre la concurrencia, destacó la participación del matrimonio formado por Juan Carlos Soledad Pérez y Lety Campoy de Soledad, tíos de Luciana, quienes fungieron como sus padrinos de bautizo.
Después de la ceremonia, el Jardín Eucaliptos enmarcó el festejo en honor a Luciana.