La Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad fue el recinto sagrado que eligieron los esposos, Omar Bazán y Fabiola Rubalcava, para llevar a su hijo a recibir el sacramento del bautismo.
El pequeño Pablo fue acercado a la pila bautismal, por sus padrinos: Amhed Bazán e Itzel Cervantes, quienes en todo momento se mostraron orgullosos de presenciar tan importante acontecimiento en la vida de su ahijado.
Después de la ceremonia, la familia Bazán Rubalcava disfrutó un convivio muy familiar donde el bautizado recibió innumerables muestras de afecto por parte de los asistentes.

 

¡Participa con tu opinión!