La capilla San Juan Pablo II abrió sus puertas para recibir a la familia Arellano Ibarra, con motivo del bautizo de la pequeña Constanza.
En la ceremonia, estuvieron presentes los papás de la bautizada, Eduardo Arellano García y Vanessa Ivett Ibarra Sierra; asimismo, destacó la presencia de los padrinos, Uriel Ávila Martínez y María del Socorro García Gutiérrez.
Emotivo fue el momento en el cual el ministro de la Iglesia ungió con el aceite de los catecúmenos a Constanza, preparándola así para recibir la gracia del bautismo.
Al final, los ahí presentes se acercaron a los papás y padrinos de la pequeña, para felicitarlos, deseando salud y bienestar a la bebita.