Se agotó el tiempo para que las empresas cumplieran con el reparto de utilidades. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social informó que a partir de ayer iniciaron diversas acciones con el objetivo de verificar el cumplimiento de dicha prestación, además de atender oportunamente las quejas de los trabajadores presentadas a través de la Procuraduría General de la Defensa del Trabajo (Profedet).
Por medio de un comunicado, la dependencia informó que el pasado 30 de mayo venció el plazo para que las empresas registradas ante el SAT como personas morales, realicen el pago de reparto de utilidades a los trabajadores que hayan laborado, por lo menos un periodo de 60 días, en los centros de trabajo que generaron utilidades.
La Secretaría del Trabajo y Previsión Social señaló que en caso de que se encuentren elementos que hagan suponer que no se cumplió con el reparto de utilidades, “estamos con la disposición plena para proceder, representando a los trabajadores, con la Procuraduría (Profedet) o bien, realizando las inspecciones correspondientes en el caso de la Dirección de Inspección”.
Como parte de las acciones de verificación, se enviará a las empresas una carta invitación para que presenten la documentación requerida, en un plazo no mayor a 10 días; en caso de no hacerlo, se dará comunicación inmediata a la autoridad local para que proceda a hacerles la inspección correspondiente.
Por último, el comunicado emitido por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social informa que en caso de no realizarse el pago de utilidades, se puede imponer una multa que oscila entre 250 y 5 mil Unidades de Medida, lo que equivale a un pago de entre 20 mil 150, hasta 403 mil pesos.