A un noventa y tres por ciento se encuentra la capacidad instalada de la sexta etapa del relleno sanitario “San Nicolás de Arriba”, apenas se hallan con el tiempo calculado para que se construya y entre en operación un nuevo espacio para enterrar la basura del estado, informó el secretario de Servicios Públicos, Rodolfo Téllez Moreno.

A la par del desarrollo de nueva infraestructura en el relleno sanitario, dijo que la ciudadanía de Aguascalientes debe avanzar en la separación de los desechos urbanos y esta medida no sólo debe aplicarse en la ciudad capital sino en todos los municipios del estado, así como impulsar una mayor cultura de los centros de acopio.

Indicó que la vida útil de la sexta etapa del relleno sanitario se puede ampliar hasta el próximo mes de diciembre, si la población colabora con la separación y el reciclaje de materiales como el pep, plástico, cartón, aluminio, vidrio, entre otros.

Como operadores del relleno sanitario San Nicolás de Arriba, la Secretaría de Servicios Públicos se encuentra a la espera de que la SOPMA proceda a la obra pública de la etapa “Sexta A”, que se adaptará encima de las etapas cuatro y cinco ya selladas, lo que permitirá recibir los residuos en los próximos tres años y se espera entre en operación en diciembre próximo.

Con la etapa “Sexta A” se contará con el tiempo para preparar la octava etapa, y la séptima etapa se refiere al proyecto del centro de Revalorización de residuos urbanos que se encuentra siendo evaluado por el Congreso del estado, y de esta manera este gobierno dejaría preparado el espacio integral para recibir la basura de los próximos 15 o 20 años.

El secretario de Servicios Públicos indicó que para la construcción de la etapa Sexta A se cuenta con un presupuesto de 13 millones de pesos para el desarrollo del proyecto y en este momento se realizan todos los estudios como el de impacto ambiental, incluso se encuentra en proceso de licitación pública.

Rodolfo Téllez Moreno precisó que el proceso de obra será rápido, pero ciertamente habrá un sellado de los materiales para que no haya fugas de gases de ningún tipo, de acuerdo a las normas mexicanas oficiales.

En la actualidad, el relleno sanitario recibe a diario un mil cien toneladas de basura procedente de todo el estado de Aguascalientes, donde el reto es sacarle inicialmente el 5% de los residuos que pueden ser reciclados, lo que significaría un gran avance para la vida útil de esta infraestructura.

¡Participa con tu opinión!