Jessika Becerra
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En México la venta de facturas es deporte nacional, consideró Carlos Romero Aranda, Procurador Fiscal de la Federación.
Dijo al referirse a las empresas factureras que operan en conjunto con personas para evadir al fisco federal y por las reformas que se pretenden hacer a la Ley de Extinción de Dominio que buscan reconocer al fraude fiscal como delito de delincuencia organizada.
«La venta de facturas es el deporte nacional. Entiendo que haya miedo. Se acabó la fiesta de estos cuates», dijo durante su participación en un congreso sobre prevención de lavado de dinero organizado por Thompson Reuters.
El Procurador insistió que las empresas formales deben eliminar el temor por las reformas a dicha Ley
«Hay ciertos comentarios de que cualquier empresario podría caer en delincuencia organizada y eso es una mentira. Las empresas factureras operan con un conjunto de personas que en forma constante y permanente llevan a cabo actividades ilícitas cuyo fin es evadir al fisco federal. En cambio, cualquier empresa que tiene un fin normal, no cae en ese supuesto», dijo.
El Procurador reconoció que en estos esquemas de defraudación hay funcionarios públicos involucrados.
«¿Cómo se explican domiciliaciones donde tienen 300 empresas?, ¿O empresas que no pudieron acreditar los servicios que prestan? Por supuesto que hay funcionarios involucrados y la reforma va encaminada a que cuando haya funcionarios públicos, o ex públicos, vayan a ir por ellos. Eso es lo que vamos a estar impulsando y es a donde vamos», aseguró.