El Heraldo de Aguascalientes

Es bien portado Miguel Bosé

Alejandro Jasso 
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Para Miguel Bosé los malos hábitos quedaron atrás, ahora es un hombre bien portado que duerme mucho, come sano y hace ejercicio.
El cantante de 61 años de edad dice que para mantener la buena energía dentro y fuera del escenario es necesario llevar una vida ordenada.
Quizá en el pasado se desvelaba sin control o comía de más, pero eso ya no forma parte de él.
“Este es un momento maduro, lúcido, reposado, pero lleno de creatividad al mismo tiempo, lleno de muchas cosas que están empezando, muchos proyectos que empiezan a nacer”, expresó ayer Bosé, quien viajó a la Ciudad para estar como invitado especial con Timbiriche anoche en el Auditorio Citibanamex.
El artista aceptó que antes no se portaba tan bien, y aunque no reveló las cosas que hacía, aseguró que ahora se da tiempo para tratar mejor su cuerpo.
“Lo mejor es cuidarse, dormir mucho y tener muy buenos equipos de trabajo que vayan desarrollando otras cosas en las que también tienes qué ver, pero no puedes, sería imposible hacer tanto uno solo”, comentó el artista.
“Yo ya lo de los malos hábitos ya lo hice y ya los dejé”, agregó entre risas.
¿Cuáles eran tus malos hábitos?”, se le preguntó.
“Esos no se pueden decir, no se cuentan, no deben confesarse…”, respondió el cantante sonriendo.
Pasar tiempo con sus hijos Tadeo, Diego, Ivo y Telmo lo revitaliza también, pues los pequeños le inyectan mucha energía.
“Trato de comer bien, hago ejercicio, no como harinas, eso es algo que no hago. Trato de descansar y de estar con la familia”.
Aunque por años el cantautor cuidó la identidad de sus niños, hace dos meses tuvo que revelarla a través de redes sociales debido a que fue víctima de una extorsión.
Alguien hackeó su correo electrónico y le pidieron dinero, de lo contrario, venderían las fotos de sus hijos a medios de comunicación.
El artista agradeció el apoyo que recibió de la gente en redes.
“Yo creo que todos se sintieron de alguna manera atacados porque los que son papá y mamá entienden la postura en la que estaba, que era muy desagradable estar bajo extorsión”, dijo el artista.
“La gente es muy cariñosa y se preocupa mucho, cuando quiere a alguien y, ellos me quieren y yo los quiero, sin ellos y sin ellas yo no sería lo que soy”.