Por medio del primero de los sacramentos, el niño Luca Mateo Rodríguez Frausto fue reconocido dentro de la comunidad católica como hijo de Dios, acto que fue celebrado por sus papás, Lilia Cristina Frausto Montoya y Adolfo Rodríguez Lira.
En punto del medio día, el pequeño Luca Mateo fue llevado a la pila bautismal del templo de Nuestra Señora del Rosario, por sus padrinos, Juan Gerardo Álvarez y Mónica López.
En el festejo en honor al recién bautizado, la familia completa se reunió para convivir en torno al niño.