Kaori Villanueva Cota fue llevada al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, con la finalidad de que en él recibiera la bendición de Dios, mediante el sacramento del bautismo.
Mientras el pastor católico dio su mensaje a los presentes, instó a los padres de la niña a inculcar en ella la palabra de Dios, valores y buenos principios morales y cuidar también de su dicha espiritual.
Posteriormente y en la compañía de su mamá, Sinaí Cota Beltrán, y sus padrinos Sinué Usiel Bárcenas Cota y Daniela González Zamorano, la pequeñita fue llevada a la pila bautismal, donde fue bañada con la gracia del Espíritu Santo.
Más tarde, la festejada en compañía de sus familiares y allegados participó de una convivencia en la que celebraron su bautismo, para lo cual fue preparado un rico banquete.