Ulises Díaz
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El año pasado, las exportaciones de automóviles significaron el 30.9 por ciento dentro de las ventas totales al exterior, ganando participación respecto a 2016, según datos del Banco de México.
Esta categoría lleva varios años incrementando la relevancia dentro del total de las ventas de México, cuando se convirtió en el principal producto de exportación mexicano, superando al petróleo y sus derivados, así como a maquinaria y herramienta.
El año pasado, las ventas fueron por 126 mil 671 millones de dólares, lo cual fue un incremento de 12 por ciento respecto a lo logrado en 2016.
Este incremento también llevo a que la balanza comercial de estos productos, que es favorable para el País, creciera en 12.5 por ciento. El año pasado, el comercio automotriz mexicano tuvo una ventaja por 70 mil 776 millones de dólares.
“En los próximos años, los automóviles se van a consolidar como la primera categoría de exportación, va a seguir aumentando las ventas, vamos a tener un comercio exterior basado en la industria automotriz y sus partes, nada lo podrá detener”, afirmó Manuel Díaz, presidente de la agencia de comercio exterior Grupo Ei.
Esto se basa en varios factores: estar al lado del mercado estadounidense, que nos convierte en proveedores estratégicos, así como la red de acuerdos de libre comercio que nos permite entrar a diversos países con beneficios especiales.
Está también toda una red de plantas armadoras y de autopartes, con mano de obra calificada y que conoce de múltiples tecnologías, que suple a todo el mundo.
“Hemos desarrollado un marco tal que, aun con una posible modificación de reglas, tenemos protegidos los esquemas de integración global de nuestra industria.
“La industria automotriz tiene muchas opciones para poder competir al exterior, es muy competitiva y en el País se ha desarrollado una serie de políticas para hacer más competitivo el sector”, explicó.