El secretario de Seguridad Pública del Estado, Porfirio Javier Sánchez Mendoza, dio a conocer que se adquirirán artefactos inhibidores de llamadas celulares para los Centros de Reinserción Social del Estado, donde a la fecha no se cuenta con esos aparatos.

Se trata de una inversión aún no cuantificada pero que se sabe es importante, con la finalidad de prevenir prácticas ilícitas en los centros de reclusión de la entidad, como sucede en otros estados del país.

En entrevista, dejó en claro que en Aguascalientes no se ha detectado ese tipo de acciones, no obstante no puede descartarse que a través de argucias pudieran filtrarse aparatos en algún momento para proceder de forma ilegal.

Subrayó que hasta el momento no hay indicios de ello, no obstante la intención es prevenir y desde ahora no dar margen de actuación en ese sentido, y no tener que actuar de manera reactiva cuando algo suceda.

El funcionario refirió que de manera constante se llevan a cabo operativos dentro de los penales de la entidad a fin de detectar drogas, celulares y otro tipo de materiales que no deben tener los internos.

“El último de ellos fue el jueves de la semana que está finalizando y el parte de resultados fue sin novedad, no obstante no puede descartarse de forma definitiva que algo se filtre, por lo que las revisiones son cotidianas”.

En ese contexto, recordó que son miles las llamadas que salen de diversos penales del país con fines de extorsión a la ciudadanía; la recomendación para quienes las reciben es que cuelguen y denuncien, además de constatar que sus familiares están bien.

“Sin embargo, ese tipo de llamadas principalmente se realizan desde penales de Altamira, Tamaulipas, así como de los que se ubican en los estados de Guerrero y Michoacán; aquí no hay indicios de ello pero no se quiere dar pauta a que las haya”.