Ana Gabriela Rezc
Agencia Reforma

Evita ese cargo extra que algunas aerolíneas cobran por documentar equipaje y lleva lo necesario en la maleta de cabina.
No puedes cargar más de 10 kilos, pero atiende los consejos de Mónica Bravo, especialista en imagen, para aprovecharlos al máximo.

– Compra kits de viaje de productos de aseo personal cuya presentación sea la más pequeña. Recuerda que los líquidos, geles y aerosoles a bordo deben ir en envases no mayores a 100 mililitros o 90 gramos dentro de una bolsa de plástico transparente.
– Empaca ropa monocromática, de preferencia en colores negro, azul marino y gris pues combinan entre sí. Al ser tonos oscuros, podrás usarlos más de una vez sin llamar la atención.
– Siempre lleva pashminas para darle color a tus prendas. Además de que no ocupan espacio, resultan muy útiles en el avión para protegerse del aire acondicionado.
– Elige ropa que no se arrugue fácilmente para poder enrollarla. Opta por aquella cuyo material sea viscosa, elastano o poliéster.
– De tu guardarropa, busca cuáles son las prendas más delgadas que puedes utilizar para vestir en capas. De esta manera seguramente te sobrará espacio para las compras que hagas en tu destino.
– Calza zapatos cómodos en el aeropuerto. En tu equipaje, no olvides meter dos pares más: uno con el que puedas caminar y alternar con el que llevas puesto, y otro más elegante por si tienes una cena o reunión de negocios.
– Trata de llevar pocas piezas de joyería y relojería. Se recomienda usar sólo unos aretes pegados al lóbulo, ya sea perlas o broqueles, pues quedan bien con cualquier look.
– No cargues más de lo necesario. Recuerda que la mayoría de los hoteles cuentan con servicio de lavandería, además de que en la habitación suele haber secadora y plancha.