Entrelazan sus vidas

En una bella ceremonia que tuvo como marco la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, la pareja conformada por Juan Pablo López Herrera y María Guadalupe González Chávez, juró ante la imagen de la virgen amarse por el resto de sus días.
Los novios contaron con la presencia de sus padres, así como de sus padrinos, familiares y demás seres queridos que se congregaron para desearles toda la felicidad en la nueva vida que han emprendido.
Durante su mensaje, el sacerdote oficiante puso de manifiesto el respeto y el amor que durante su vida en común deberán guardar, a fin de que su matrimonio sea conformado por gratos momentos, pero también, que en los tiempos difíciles puedan salir adelante.
Una vez que concluyó el acto religioso, los nuevos esposos se encaminaron junto con sus allegados, a disfrutar de un brindis en su honor.