Dispuestos a amarse, respetarse y ser fieles por el resto de sus días, fueron las promesas que intercambiaron durante sus votos matrimoniales, Osvaldo Bonilla Neri y Karen Cordero Estrada.
El Templo San Antonio de Padua fue el recinto sagrado que la pareja eligió para recibir la bendición nupcial, por lo que se hicieron acompañar de sus familiares y amigos más cercanos, quienes fungieron como testigos del amor que la pareja profesó.
Durante la ceremonia, Osvaldo compartió emotivos momentos con sus padres, Antonio Bonilla Reyes y María Evelia Neri Hernández; mientras que los señores Francisco Cordero Rocha y Esmeralda Estrada Valdez acompañaron a su hija Karen.
Finalmente, los recién casados sellaron su unión con un romántico beso, en medio del espontáneo aplauso por parte de la concurrencia.

¡Participa con tu opinión!