Óscar Uscanga
Agencia Reforma

El Gobierno de Veracruz entregó en comodato el rancho “El Faunito”, que perteneció al ex Mandatario Javier Duarte, al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y al Instituto de Ecología (Inecol).
La propiedad valuada en 200 millones de pesos servirá para que el Conacyt e Inecol desarrollen conocimiento científico en ecología básica y agroecología, especialmente enfocado a la cafeticultura, definió en Fortín de las Flores, el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.
“Hoy termina una historia obscura de corrupción que llegó a convertir este inmueble en el ícono de esa etapa”, dijo sobre el inmueble que el Estado recuperó en diciembre de 2016.
“Se abrirá al público un jardín botánico en el que se puedan preservar y exhibir las especies endémicas, representativas del bosque mesófilo de montaña, tales como orquídeas y bromelías”, detalló sobre otras actividades que se realizarán ahí.
Los 50 mil metros cuadrados de terreno, donde se construyeron 15 cuartos, dos canchas de tenis y áreas verdes, fueron descritas por Yunes Linares como la materialización de la corrupción del ex priista preso en el Reclusorio Norte.
“Todos los excesos del que un mal Gobierno es capaz, se materializaron en ‘El Faunito”, expresó, “No sólo en construcciones como esta que tengo a mi espalda, también en fiestas, excesos, vinos, alcohol, un desastre de carácter moral, de carácter ético, donde el Gobierno perdió todos los límites”.

De la vergüenza al orgullo: Conacyt
Con el título “De la vergüenza al orgullo”, el director general del Conacyt, Enrique Cabrero Mendoza, agradeció que ahora el rancho “El Faunito” será un centro de investigaciones en donde podrán participar niños, jóvenes y adultos interesados en la ciencia.
En su intervención, en el evento realizado en Fortín de las Flores, Cabrero Mendoza también describió que esta nueva etapa del inmueble lo lleva “Del olvido a la esperanza”.
“Por una parte, se dará prioridad a la comunicación pública de la ciencia a través de un centro de exhibiciones y los espacios para celebrar reuniones académicas”, dijo.
“Este espacio en el que nos encontramos contribuirá a la consolidación de más conocimiento en la materia, este espacio donde circularán, como ya se decía: niños, jóvenes, por una parte, que despertarán sus vocaciones científicas, a partir de las exhibiciones y el trabajo de la divulgación científica”.
Asimismo, dijo que “El Faunito” servirá para que, en reuniones, científicos mexicanos e internacionales puedan generar nuevas ideas.