Alrededor de 5 mil profesores del País reiniciarán clases en enero con un nuevo conocimiento: saben detectar cáncer infantil en sus alumnos.
Estos educadores de nivel básico fueron capacitados por la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) México para aprender a notar los síntomas más frecuentes de esta enfermedad, con el fin de apoyar para que el diagnóstico del cáncer infantil se realice de manera oportuna en el País.
“¿Por qué los profesores? Porque son las personas que pasan la mayor parte de horas de vigilia con los niños”, explicó Ignacio Castillo, director de programas en esa fundación.
Cifras oficiales estiman que cada año se diagnostican hasta 6 mil nuevos casos de niños con cáncer, y se registran 2 mil 600 muertes por esa causa, debido a que la mayoría se detecta en etapas avanzadas.
“Esto convierte al cáncer infantil en la primera causa de muerte por enfermedad en niños de 5 a 14 años”, aseguró.
A través de un curso digital de 20 horas, diseñado por oncólogos pediatras del Instituto Nacional de Pediatría, del Hospital Infantil de México y de otros hospitales privados, los profesores aprendieron que si un niño presenta, al mismo tiempo y de manera recurrente, dolores de cabeza, sudoración, cansancio, falta de aire, sangrados o moretones sin causa aparente, puede tratarse de cáncer infantil.
“Estos signos son muy comunes en el niño con cáncer y sí son detectables fácilmente por un adulto”, sostuvo Castillo.
Ante la sospecha, los profesores deberán comunicarlo a los padres y autoridades educativas. También podrán referir a la familia a instituciones de salud cercanas para que realicen el diagnóstico e inicien tratamiento, o a asociaciones que apoyan a los pacientes.
“La detección temprana aumenta las posibilidades de los niños de sobrevivir al cáncer hasta en 80 por ciento”, agregó en entrevista telefónica.
Castillo indicó que el curso, avalado por la Universidad Metropolitana de Monterrey y por la Escuela Superior de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, seguirá abierto todo el próximo año. Para que más profesores lo tomen, detalló, asignarán 15 mil becas más.
Por ahora, comentó, algunos Gobiernos municipales y estatales han hecho convenios con la fundación para capacitar a sus profesores en detección de cáncer infantil.
“El Gobierno de Tuxtla Gutiérrez firmó con nosotros un convenio para capacitar a mil profesores; y el Gobierno de Nuevo León, para 2 mil profesores”.