Para conformar una nueva familia católica, Érika Andrade Martínez y Édgar Antonio Figueroa Tiscareño acudieron al templo de Nuestra Señora de la Asunción, dispuestos a jurarse amor eterno.
Con la bendición de sus papás, José Antonio Figueroa y María de la Luz Tiscareño Martínez, por parte del novio, así como Javier Andrade y Mariana Martínez, por parte de la novia, fue que la pareja llegó al altar para unir sus vidas en matrimonio.
Durante la celebración eucarística, sus padrinos de velación, Juan Oswaldo Richard Galindo y Lily Angélica Andrade Martínez, fueron testigos del amor que se profesaron mediante sus votos sagrados.

¡Participa con tu opinión!