En los próximos nueve meses, el Poder Judicial del Estado deberá implementar la justicia laboral, la oralidad en materia civil y familiar, continuar el desarrollo de la oralidad mercantil e impulsar fuertemente el uso de la justicia alternativa que contribuya a la paz y armonía social.
Así lo señaló el magistrado Juan Manuel Ponce Sánchez, al detallar los retos a concretar este año y que son adicionales a la función cotidiana que viene desempeñando en la impartición de justicia.
“El panorama es así y se asume la responsabilidad, porque hay que estar a la altura de los cambios que se avizoran y que de manera inexorable tendrán que cumplirse con acciones coherentes, de calidad y oportunas para lograr el objetivo de un desarrollo justo y en armonía para todos los habitantes del estado”, agregó.
En ese sentido, subrayó que el Poder Judicial está decidido a impartir justicia de calidad y sus juzgadores saben la responsabilidad que tienen de hacer realidad el valor supremo de la justicia, pues hay conciencia de que el Estado se fortalece en sus tribunales y que las resoluciones que de éstos emanan trastocan la vida de los aguascalentenses.
“De tal manera que hay disposición para afrontar con responsabilidad y ética el desafío, poniendo en práctica las virtudes judiciales para contribuir a la construcción de una sociedad más humana y más justa, con la esperanza de labrar un mejor porvenir para las actuales y futuras generaciones”.
Ponce Sánchez reconoció que los desafíos son de alta escala, sobre todo porque todo implica el ejercicio de un recurso voluminoso que sin embargo no se ha etiquetado aún, como tampoco algunas reglas de operación para abordar las nuevas modalidades de impartición de justicia.
No obstante, comentó que hay capacidad y prueba de ello es que los esfuerzos realizados tan sólo en materia mercantil, el año pasado le valieron a la entidad la obtención del primer lugar en el estudio Doing Business en México, lo que hace de la entidad el mejor lugar para hacer negocios.
“Uno de los cuatro indicadores que se miden es el cumplimiento de contratos, reflejo del trabajo del Poder Judicial en materia mercantil y sus posibilidades de respuesta en esa materia del derecho en lo particular; sin embargo, en todos los ámbitos los esfuerzos se redoblan para cumplir los desafíos y las materias señaladas no serán la excepción”.

¡Participa con tu opinión!