El sector público olvida la atención a enfermedades renales, señaló Gonzalo Rodríguez Pinal, presidente de la “Asociación Amigos Pro-renal”, pues las autoridades en materia de salud han privilegiado la subrogación de los tratamientos y hemodiálisis, canalizando a los pacientes a recibir atención médica en hospitales privados, lo cual –dijo- ha fomentado una mafia entre algunos especialistas.
Sostuvo que han recibido denuncias de casos en los cuales los nefrólogos sacan a los pacientes de instituciones públicas para canalizarlos a clínicas particulares, y una vez concluido el traslado, apelan a la Ley General de Salud para proceder a estabilizarlo, con los altos costos que tiene la medicina privada.
Rodríguez Pinal afirmó que según información proporcionada por el propio IMSS, ha erogado cerca de 8 mil mdp para subrogar los servicios de atención a los pacientes con insuficiencia renal, presupuesto que podría haberse invertido en fortalecer la atención a estas enfermedades dentro de las instituciones públicas.

¡Participa con tu opinión!