Un desconocido fue ejecutado y su cadáver tirado en una calle del poblado de Los Arellano, Aguascalientes, a un costado de las vías del FF.CC. La víctima se encontraba dentro de unas bolsas de plástico en color negro y amarrado de pies y manos.
A fin de no contaminar la evidencia, en las mismas condiciones en que fue encontrado el cuerpo, se hizo su traslado al Semefo.
Hasta anoche permanecía en calidad de desconocido y la Fiscalía General del Estado no había revelado las causas de la muerte.
Las primeras investigaciones que realizan agentes del Grupo Homicidios de la PME, hacen presumir que fue “sembrado” en ese lugar.
Fue casi en punto de las 07:00 de la mañana, cuando una mujer que se dedica a recolectar material reciclable, descubrió que sobre la calle Hacienda San Martín, que corre paralela a las vías del FF.CC., en el poblado de Los Arellano, se encontraba tirado un cadáver que estaba envuelto en unas bolsas de plástico en color negro.
La asustada mujer se dirigió hacia una planta industrial que se ubica enfrente y le informó al vigilante sobre lo que había encontrado, por lo que éste dio aviso al 911, acudiendo de inmediato varias patrullas de la Policía Preventiva del Destacamento “Morelos”, además de una ambulancia de Cruz Roja.
Los primeros en arribar fueron policías preventivos en la patrulla 0089-A1, quienes descubrieron que el cuerpo se encontraba tirado boca-abajo y con las manos amarradas a la espalda.
Tras confirmarse que se trataba de un varón y que había sido víctima de una ejecución, se requirió la presencia de personal de la FGE, por lo que minutos más tarde acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Durante casi una hora los peritos criminalistas de la Dirección de Investigación Pericial permanecieron en la escena del crimen, recolectando todo tipo de evidencia.
Posteriormente, en las mismas condiciones en que se hizo el hallazgo, fue levantado el cadáver y trasladado en la camioneta de Servicios Periciales al Semefo.
El hombre ejecutado no había sido identificado y sólo se informó que se trata de una persona de entre 20 y 25 años, que vestía una playera color amarillo, suéter oscuro y pantalón de mezclilla azul, así como con tatuajes en los brazos.

¡Participa con tu opinión!