Tremendo susto se llevó un pepenador que andaba buscando objetos para reciclar dentro de un contenedor de basura, al encontrar entre unas bolsas de plástico un cráneo humano.
El macabro hallazgo se realizó aproximadamente a las 09:15 de la mañana del lunes, en un contenedor de basura ubicado en la calle Árbol y esquina con la calle Los Sauces, en el fraccionamiento Arboledas, en Paso Blanco, Jesús María.
Fue un pepenador identificado como Juan, de 68 años, quien se encontraba en ese contenedor de basura reciclando cartón.
En determinado momento observó una bolsa de plástico en color negro y al momento de manipularla para ver su contenido, se llevó la sorpresa de que se trataba de la parte de una osamenta humana.
El asustado hombre reportó el hallazgo a policías preventivos de Jesús María, quienes al confirmar que se trataba de un cráneo de una persona, procedieron a acordonar la zona y solicitaron la presencia de personal de la Fiscalía General del Estado.
Minutos después llegó personal de Servicios Periciales y agentes del Grupo Exterior “Jesús María” de la PME.
Una vez que fue revisada detenidamente la osamenta humana, se estableció que el tiempo de antigüedad de dicho cráneo es de más de 10 años, además de que era utilizado con fines académicos por estudiantes.
Aparentemente, alguien ya se aburrió de estudiar y decidió tirarlo a la basura.