Irineo Morales
Agencia Reforma

Saltillo, Coahuila.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que en el 2016 el Gobierno de Coahuila realizó un manejo “ineficiente y poco transparente” de recursos federales, durante la Administración del priista Rubén Moreira, y presume un daño a la hacienda federal por 837 millones de pesos.
En su Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016, publicado en su página de internet, la ASF detalla el resultado de las auditorías realizadas a poco más de 12 mil millones de pesos asignados a Coahuila a través de seis programas federales.
Al auditar el Fondo de Infraestructura Social, el Fondo de Aportaciones a la Seguridad y el Fondo de Aportaciones Múltiples, entre otros programas federales, la ASF encontró que la Administración de Rubén Moreira transfería los recursos a cuentas bancarias ajenas a los programas que operaba.
El principal faltante fue en el Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social Municipal llamado también “Proyectos de Desarrollo Social”, donde la Federación aportó 339 millones.
Sólo en este fondo, la ASF presume un probable daño o un perjuicio a la hacienda federal por 300 millones 403 mil pesos más los intereses generados. Es decir, encontró irregularidades en el 88.5 por ciento del ejercicio de los recursos recibidos.