José de Jesús López de Lara

Durante los recorridos de vigilancia que realizaban policías estatales en el poblado de Coyotes, Aguascalientes, encontraron abandonados cinco garrafones con capacidad de 50 litros, que contenían gasolina que aparentemente fue sustraída de manera clandestina de los ductos de PEMEX.
A pesar de que los policías estatales implementaron un operativo por la zona, no se logró detectar a personas sospechosas que pudieran estar involucradas en los hechos.
La Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que el pasado sábado, policías estatales realizaban labores de vigilancia por la carretera estatal No. 69, que conduce al poblado de Coyotes, Aguascalientes, cuando al llegar a la altura del kilómetro 3+100 detectaron abandonados cinco garrafones con gasolina.
Los garrafones con capacidad de 50 litros cada uno y que estaban llenos del combustible, se encontraban abandonados a un costado de la cinta asfáltica.
Se presume que dicha gasolina fue sustraída clandestinamente de los ductos de PEMEX que pasan por ese lugar, pero al percatarse los delincuentes de las unidades policiacas, optaron por abandonarlos y darse a la fuga.
Los cinco garrafones con gasolina fueron trasladados a las instalaciones de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), quien inició la carpeta de investigación correspondiente.

¡Participa con tu opinión!