Dalila Sarabia
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras seis días sin saber de su paradero, el adolescente de 17 años que desapareció luego de ser detenido por policías capitalinos apareció en el municipio mexiquense de Melchor Ocampo, que colinda con Cuautitlán.
“Ha sido enviada una fotografía a los padres de Marco Antonio Sánchez”, dijo Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno.
“Tuve oportunidad de hablar con su mamá y me dice que sí es su hijo, eso es lo que refiere, sin embargo, va camino a encontrarse con él”.
El martes pasado Marco fue subido a una patrulla por cuatro agentes en las inmediaciones del Metro El Rosario, en Azcapotzalco, presuntamente por tomar fotografías a un mural.
Ayer, Mancera negó que se tratara de una desaparición forzada y reveló videos del juzgado cívico de Tlalnepantla, adonde fue llevado por policías mexiquenses tras encontrarlo deambulando en un puente.
El sábado a las 22:25, cuando ya se había hecho pública su ausencia, fue dejado en libertad en ese juzgado al no acreditársele ninguna falta.
Tras darse a conocer esta información, ambas entidades comenzaron una búsqueda con alrededor de 100 agentes y, tras el reporte de un vecino, finalmente fue encontrado.