Un hombre que vivía solo en un domicilio de la calle Cosío, en la zona Centro de la ciudad, fue encontrado muerto.
El cadáver ya se encontraba en estado de putrefacción, por lo que se presume que tenía varios días de haber fallecido.
Fue uno de sus vecinos quien hizo el macabro hallazgo el miércoles por la tarde.
El ahora occiso fue identificado como Julio, de aproximadamente 80 años de edad.
Hasta el lugar de los hechos arribaron agentes de la Unidad Municipal de Atención Inmediata (UMAI) de la SSPM, además de una ambulancia del ISSEA.
Más tarde acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Aparentemente, la muerte de esta persona fue por enfermedad.